Hidroterapia: una rehabilitación rápida y motivadora

En ocasiones las rehabilitaciones son largas y desesperantes para el paciente. Muchos pierden la motivación y abandonan antes de tiempo. Pero, ¿conoces la hidroterapia? ¿Sabes de sus múltiples beneficios físicos y psicológicos?  ¡Te la presentamos!

La hidroterapia, también conocida como terapia acuática, es un método de rehabilitación en el agua que ofrece una recuperación rápida y eficaz. Se trata de una técnica muy completa porque ejercita todas las partes del cuerpo y permite a los pacientes recuperar flexibilidad, equilibrio y fuerza.

En una rehabilitación es esencial que el paciente se sienta seguro, confiado y con ganas. Pero, ¿la hidroterapia consigue estas tres premisas? Lo cierto es que sí, porque los ejercicios en el agua permiten al paciente realizar movimientos que fuera de ella requerirían de mucho más esfuerzo. Por ejemplo, el hecho de poder andar sin ayuda de unas muletas o mantenerse de pie les dota de libertad e independencia.

BENEFICIOS

  • Fortalece la musculatura.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Produce un efecto de relajación del cuerpo y la mente.
  • Reduce el dolor.
  • Mejora el equilibrio y la flexibilidad.
  • Disminuye la sensación de miedo a realizar ciertos movimientos.

La hidroterapia engloba un conjunto de ejercicios dentro del agua, aprovechando las propiedades de esta para mejorar la movilidad del cuerpo, sobre todo, en pacientes con grandes dificultades para hacerlo en seco. Por tanto, no estamos hablando de un tipo de natación, sino una técnica de rehabilitación.

El abanico de EJERCICIOS que podemos realizar es muy amplio:

  • Caminar levantando las piernas.
  • Andar cogido de la barra.
  • Nadar hacia atrás.
  • Subir y bajar escaleras.
  • Pedalear.
  • Ejercicios con churro o tabla.

Esta terapia se debe realizar de forma individualizada puesto que cada paciente requerirá de unos ejercicios dependiendo del problema físico que tenga. Por ejemplo, tras una operación de rodilla se trabajará la movilidad para recuperar la fortaleza y agilidad previas.

MEJORA NUESTRA CALIDAD DE VIDA

El bienestar de personas que han sufrido traumatismos craneoencefálicos o parálisis cerebral es la prioridad de los familiares y el personal médico. Por ello, encontrar terapias, como la hidroterapia, que les ayuden a mejorar su calidad de vida es muy importante. Estos pacientes tienen muy limitados los movimientos en seco, pero al meterse en el agua su realidad cambia por completo. El paciente consigue desplazarse sin necesidad de la silla de ruedas y mover las extremidades con menor esfuerzo. El agua es un auténtico sanador para ell@s.

Además de para enfermos crónicos o como método de rehabilitación por un problema específico, la hidroterapia también tiene su función en las personas mayores. El envejecimiento nos hace más vulnerables a enfermedades, problemas de movilidad, etc. Además, durante esta etapa de la vida son frecuentes las operaciones de cadera o rodilla.  En el centro de Rehabilitación Ciudad Patricia somos muy conscientes de ello y por eso contamos con un equipo de fisioterapeutas y auxiliares expertos y una piscina climatizada y adaptada para todo tipo de pacientes.

Consejos para la realización de ejercicios de hidroterapia

REHABILITACIÓN FÍSICA Y PSÍQUICA

La terapia acuática tiene como objetivo recuperar la capacidad funcional de la zona afectada, reeducar al cuerpo, recuperar habilidades, disminuir el dolor, conseguir la relajación muscular, etc. Pero además tiene su parte emocional porque capacita al paciente para realizar ejercicios y movimientos que fuera de la piscina le serían imposibles. La motivación es esencial en una rehabilitación y con esta terapia…

¡Lo conseguimos!

2018-03-16T12:47:05+00:00 marzo 1st, 2018|Rehabilitación|

Deje un comentario