Cómo seguir la rehabilitación en casa ¡Anota nuestros consejos!

Las rehabilitaciones son procesos que exigen mucho esfuerzo y en la mayoría de los casos son largos. Sin embargo, mientras estamos en el centro de rehabilitación nos sentimos seguros de contar con las  instalaciones necesarias así como con la atención del personal médico y fisioterapeuta. Pero esa seguridad desaparece cuando recibimos el alta y debemos volver a casa. Estamos mejor pero no al 100% y cualquier movimiento inadecuado podría hacernos retroceder muchos meses de recuperación.

En el artículo de hoy te damos las claves para volver a casa de forma segura y para que realizar tus actividades cotidianas no se convierta en un auténtico calvario. ¡Toma nota!

OPERACIÓN DE RODILLA

La cirugía de rodilla es de las más comunes en las personas mayores. Si seguimos estas recomendaciones, la curación será más rápida y efectiva.

¿Cómo dormimos?

  • Boca arriba: colocamos la rodilla extendida lo más recta posible. No debemos poner la almohada bajo la rodilla.
  • Tumbado: nos colocamos en el lado bueno y ponemos la almohada entre las piernas.

¿Podemos subir y bajar escaleras?

Para subir escaleras, situaremos el miembro sano en el escalón superior y a continuación el miembro operado al lado. En cambio, para bajar escaleras primero colocaremos el miembro operado en el escalón inferior y a continuación el miembro sano al lado.

En la ducha utilice una esponja de mango largo para zonas difíciles de alcanzar. Además asegúrese de tener una alfombra de baño antideslizante.

En su día a día le recomendamos que realice estos ejercicios para progresar en su recuperación: Tabla con consejos sobre rehabilitación

 

También podemos aplicar frío (hielo enrollado en una toalla, nunca directamente sobre la piel) sobre la rodilla varias veces al día, durante 10 minutos.

Caminar es la mejor recuperación. Eso sí, sin dar saltos ni movimientos forzados.

OPERACIÓN DE CADERA:

La recuperación tras una operación de cadera puede ser larga y dolorosa, por ello es importante seguir nuestros consejos. En las primeras semanas debemos evitar cruzar las piernas, flexionar la cadera más de 90º, sentarnos en sillas bajas y girar la pierna operada hacia adentro.

Para su día a día, atento a qué puede  hacer (y que no) :

Consejos en la rehabilitación de una operación de cadera

 

Además recuerde que…

  • Debe subir y bajar de la cama por el lado NO operado.
  • No flexione demasiado la cadera mientras se viste.
  • Pida ayuda para ponerse los pantalones.
  • No gire el cuerpo con el pie fijo en el suelo.
  • después de la ducha, seque la herida sin frotar, aplique betadine y deje secar.
  • Dos veces al día, acuéstese sin almohada boca arriba o boca abajo con el objetivo de alargar los músculos de la ingle.

*Ante cualquier otra duda, póngase en contacto con su médico de cabecera o traumatólogo. En nuestro centro de Rehabilitación le facilitaremos un Protocolo completo antes de recibir el alta para que pueda irse con total seguridad a su casa.

2018-03-20T12:47:06+00:00 agosto 1st, 2018|Rehabilitación|

Deje un comentario